El Comando Vermelho, una de las organizaciones criminales más grandes de Brasil, fue el que perpetró el fin de semana el ataque y posterior robo de armas a un puesto militar boliviano en Porvenir, Pando, en la frontera con ese país. Ante ello, y ante la posibilidad de que ocurra un nuevo ataque, se coordinan acciones bilaterales de seguridad en la frontera , informó este lunes el ministro de Defensa, Javier Zabaleta.

En conferencia de prensa, dijo que los responsables del ataque, en el que se robaron al menos nueve fusiles AK con cargadores, además de pistolas, serían al menos siete integrantes de esta banda criminal, que dejaron dos heridos, un sargento y un marino. Admitió que los militares no estaban preparados para contrarrestar este tipo de acciones.

“Nuestras Fuerzas Armadas no están preparadas para este tipo de ataques de organizaciones criminales…sin embargo, ante la información de Inteligencia de que podría repetirse un ataque de este tipo, ya hemos dado una instrucción de que se preparen nuestras unidades militares ante ataques de estas características”, afirmó.

El hecho ocurrió a las 10.45 de la noche del sábado en la Capitanía de Puerto ‘Bruno Racua’, en Porvenir, en la zona de frontera con Brasil. El grupo armado, ahora identificado como parte del Comando Vermelho, se llevó armamento, tal cual ocurrió la semana pasada en brasileña Villa Epitazolandia, cerca del lugar del ataque, cuando se produjo el robo de 30 fusiles y 2.000 municiones a la armería de la Policía Civil del Brasil.

Lugar en el que se produjo el intento de robo de armas en la frontera entre Bolivia y Brasil. Foto: Noticias de Pando

“Fueron delincuentes armados, aproximadamente siete entre, previsiblemente bolivianos y brasileños que en motocicletas llegaron (entreron) al puesto militar y ante los disparos que hicieron de armas de fuego nuestro personal se replegó y en ese instante fueron heridos dos de nuestros efectivos”, describió Zabaleta y detalló que el militar herido con bala se encuentra estable.

Las primeras investigaciones dan cuenta que hubo “una falla de seguridad” en la unidad militar, por lo que los oficiales a cargo serán procesados. No obstante negó que pueda generalizarse esa situación en el resto de las unidades, aunque dijo que estre hecho será una oportunidad para revisar los mecanismos de seguridad.

El ministro aseguró que se desplazó un operativo de seguridad en frontera y que pidió a sus pares brasileños “ayudar a resguardar la frontera ante la amenaza de personas armadas con estos fusiles y pistolas robadas en Bolivia”.

El Comando Vermelho es uno de los carteles de droga de Brasil y el más poderoso de Río de Janeiro.

“Los asaltantes pertenecen al Comando Vermelho, una organización criminal de Brasil y por eso hemos tomado contacto con Brasil para que puedan cooperar ya sea con la Policía y Fuerzas Armadas para dar con los responsables si es que hubieran cruzado la frontera”, detalló.

Hay “alerta” en las unidades militares en Pando.

Comenta
Te puede interesar  Se intensifica operativo para capturar al pistolero que victimó por vendetta a directivo de Blooming

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.