Las exportaciones a agosto de 2018 crecieron 15 por ciento, 10 puntos porcentuales menos que el crecimiento que se alcanzó en febrero de 2018, que fue de 25 por ciento, el pico más alto en lo que va del año, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, sostuvo que las exportaciones se ralentizaron en los últimos meses. “El crecimiento de las exportaciones del país se está ralentizando porque venía creciendo a más del 20 por ciento, pero ahora ha crecido un 15 por ciento”, indicó.
A agosto de 2017, Bolivia exportó un valor de 6.161,3 millones de dólares, frente a los 5.339,4 millones de dólares alcanzados en el mismo periodo de 2017. Uno de los principales rubros de exportación fue el de hidrocarburos, que representa el 34 por ciento del total exportado y alcanzó un crecimiento de 24,8 por ciento.

En tanto, la expansión de los minerales fue de un 15 por ciento. Entre enero y agosto de 2018, se exportó 1686,8 millones de dólares, frente a los 1.468,2 millones de dólares en el mismo periodo de 2017.
En los primeros ocho meses, el déficit comercial es de 170 millones de dólares, 40 por ciento más que el déficit que se registró en la balanza comercial del mes de julio, que fue de 122 millones de dólares.
IMPORTACIONES CRECEN 5% EN OCHO MESES

Las importaciones crecieron en 5 por ciento en los primeros ocho meses del año. Entre enero y agosto de 2018, Bolivia importó 6.331,5 millones de dólares frente a los 6.027,6 millones de dólares alcanzados en el mismo periodo de 2017, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Lo que más importó Bolivia fueron combustibles y lubricantes. A agosto de 2018, Bolivia importó 706 millones de dólares, frente a los 590,8 millones de dólares importados en el mismo periodo de 2017. En tanto, la importación de alimentos y bebidas cayó en 3,1 por ciento.

ANÁLISIS

Gary Rodríguez. IBCE

“Las industrias manufactureras han crecido”

En lo que hace a las exportaciones no tradicionales, las industrias manufactureras han crecido un 10 por ciento.

Acá se nota una recuperación en productos como oro metálico; soya y derivados; joyería de oro; maderas y sus manufacturas; productos de la refinación de petróleo; azúcar; sustancias y productos químicos; productos textiles; carne de bovino; palmito; prendas de vestir y papeles.
Lo propio en lo que respecta al rubro de la agricultura, ganadería, caza y silvicultura, que ha crecido un 12 por ciento en los primeros ocho meses del año.

La expansión se explica, principalmente, por el buen desempeño de la castaña, la chía, el ajonjolí y el café sin tostar, que presentan crecimiento en su valor de exportación.

Sobre las importaciones, se debe destacar la disminución de las compras en el rubro de alimentos y bebidas en un 3 por ciento; al igual que equipos de transporte, que bajó 0, 6 por ciento; además de los artículos de consumo no especificados, que fue del 2,8 por ciento.

Comenta
Te puede interesar  Para Brasil no es prioridad el proyecto del tren bioceánico

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.