El desplome de Wall Street está poniendo muy nervioso a Donald Trump, que no hace ni tres meses se apuntaba como mérito propio la remontada más largar en la historia del parqué neoyorquino. La ansiedad del presidente llegó hasta el punto de que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, entró en contacto durante el fin de semana con los principales ejecutivos de los grandes bancos de Estados Unidos para tratar de contener la negatividad que lastra los principales índices.

“Todos confirmaron que hay amplia liquidez disponible para prestar a los mercados de consumidores y empresas”, afirma el responsable de la cartera del Tesoro en una nota de prensa. Habló en concreto con Jamie Dimon, consejero delegado de JPMorgan Chase, Brian Moynihan, de Bank of America, Michael Corbat, de Citigroup, Tim Sloan, de Wells Fargo, David Solomon, de Goldman Sachs, y Jamie Gorman, de Morgan Stanley.

 

Coincidieron, según Mnuchin, en que la economía crece con “solidez”. El objetivo de esta maniobra es animar a los inversores en la recta final de año tras cerrarse la semana con la mayor caída desde la crisis financiera. El S&P 500 vio evaporarse el 18% de su valor desde el máximo anual y el Nasdaq está ya en la zona de mercado bajista. El secretario del Tesoro hablará este lunes también con los responsables de las agencias y organismos que regulan el sistema financiero.

El presidente atribuye esta tensión al alza de tipos de interés. En plena furia, Steven Mnuchin tuvo que salir también a la palestra este sábado para desmentir que Donald Trump se esté planteando despedir a Jerome Powell al frente de la Reserva Federal. El republicano llegó a decir incluso que la Fed estaba “loca” y horas antes de empezar su última reunión, los pasados martes y miércoles, pidió expresamente que se fijara en el “sentimiento” del mercado.

 

El mensaje de confianza que trata de mandar Mnuchin entra en contradicción con la retórica de Trump. Powell justificó la retirada de los estímulos como una necesidad para evitar un recalentamiento de la economía que obligue a ser más agresivos en el proceso de normalización. La Fed admite, en cualquier caso, que hay “corrientes contrapuestas” que le invitan a estar vigilante y por eso que actuará en base a los datos, no por presión política.

Los mercados abrirán este lunes, aunque operarán solo media jornada en víspera de la Navidad. Los futuros indicaban una ligera caída en el momento de publicarse el comunicado firmado por Mnuchin. La nota también hace referencia al cierre parcial de la Administración por el choque político derivado de la financiación del muro con México, una situación que podría durar varios días. El secretario del Tesoro asegura que el personal esencial seguirá trabajando.

 

elpais.com

Comenta
Mira también:

Argentina: Fuerte despliegue militar en la frontera con Bolivia

El Ejército trabaja en apoyo de Gendarmería en el control de los…

Maduro en La Fortaleza Roja: quién es quién en el Juego de Tronos de Venezuela

“¡Maduro, voy a por ti!”, grita Arya Stark en uno de los…

Un grupo armado toma el control del principal pozo de agua de Libia y corta el suministro

EFE Un grupo armado, al parecer vinculado a las fuerzas bajo el…

Juicio oral contra expresidente argentina por presunta corrupción

La Corte Suprema argentina aclaró que el primer proceso contra la expresidente…

Guaidó llama “cínico” a Maduro por proponer elecciones adelantadas

El presidente (e) Juan Guaidó llamó este martes “cínico” a Nicolás Maduro,…