La entidad fue reconocida por tener un equipo médico idóneo y con gran interés social en la lucha contra el cáncer, en una Unidad de Patología Cervical que brindó tratamientos gratuitos a mujeres con lesiones precancerosas.

Durante el 2018, el modelo de prevención y control del cáncer cervicouterino implementado a través de la Unidad de Patología Cervical, fue reconocido por el Servicio Departamental de Salud (Sedes – Tarija) como uno de los programas más importantes del país, debido a la implementación de un sistema de tamizaje y detección de la enfermedad, complementada con la asistencia temprana.

El Sedes – Tarija, a través del Programa Madre – Niño Salud Sexual y Reproductiva mediante una carta hizo llegar una carta de felicitación en el informe de supervisión, por comprobar el funcionamiento acorde a la normativa nacional, además de haber realizado bastantes atenciones en relación a la toma de PAP, biopsias y tratamientos realizados a mujeres con lesiones precancerosas en su jurisdicción.

Por otro lado, la carta añade que existe el personal idóneo y con gran interés social para la realización de estas actividades, destacando la importancia del funcionamiento de la Unidad de Patología Cervical para realizar los tratamiento a mujeres con lesiones precancerosas, haciendo que muchos casos se controle al incipiente cáncer, evitando que la enfermedad se disemine y la mujer llegue a fallecer.

Marco Alfredo Aguirre, ginecólogo oncólogo del Gobierno Regional, explicó que fue instaurado un programa de detección precoz que ha permitido ir aumentando la cobertura y el número de pruebas de Papanicolaou, logrando un número más alto de lo normal de patologías alteradas; lo que permitió incrementar el número de biopsias y tratamientos en su estado inicial para controlar la enfermedad.

En ese sentido, explicó que el Papanicolaou sigue siendo un método eficaz, sensible, económico y que no hace daño para detectar, principalmente, las lesiones iniciales del cáncer de cuello uterino. “Mueren nueve mujeres cada día por esta enfermedad y para bajar esos niveles de morbimortalidad deberíamos hacer mayor número de pruebas de PAP en mujeres de riesgo”, añadió el especialista.

El Dr. Aguirre también señaló que Bolivia tiene una de las tasas más altas de Latinoamérica y parte del mundo, al punto que los últimos estudios efectuados indican que el país está en primer lugar por morbimortalidad debido al cáncer de cuello uterino. “Para reducir estos índices debemos acudir a la prueba de PAP, que es el único método que tenemos a mano”, complementó el especialista.

El dato:
El Sedes – Tarija destacó la importancia del funcionamiento de la Unidad de Patología Cervical para realizar los tratamientos a mujeres con lesiones precancerosas, haciendo que muchos casos se controles al incipiente cáncer, evitando que la enfermedad se disemine y la mujer llegue a fallecer.

Comenta
Mira también:

Más de 58.460 ciudadanos se empadronaron para las elecciones de octubre en Tarija

El director del Servicio de Registro Cívico (Sereci) de Tarija, Alberto Mealla,…

Denuncian injerencia de concejal Valdez en elecciones de directiva del barrio Germán Busch

La directiva del barrio Germán Busch denunció este lunes un supuesto caso…

Buscan reordenar en Tarija rutas y servicios de 2.500 taxitrufis

Con el objetivo de resolver conflictos entre micros y taxitrufis por la…

Asambleísta del MAS pide a Gobernación de Tarija pagar deudas por el Susat

La asambleísta del Movimiento Al Socialismo (MAS), Amanda Calizaya, pidió el martes…

Inician campaña de prevención renal ‘Yo cuido mi riñón’

El Secretario de Desarrollo Humano de la Alcaldía de Tarija, Rodrigo Fuenzalida,…