TARIJA

Bermejo no sale de crisis del agua

Bermejo en crisis por el agua

No hay químicos para dejar la turbidez del agua, se precisa unos 500 mil bolivianos, es probable que el problema se resuelva hasta fin de mes.

Fernando Barral Zegarra

La población de Bermejo no sale de la crisis del agua y sigue proveyéndose de un chorrito cerca del puente internacional en la frontera con Argentina, además de varios camiones cisterna, es probable que el problema se resuelva definitivamente a fin de mes.

La información es del Secretario de Gobernabilidad de la Gobernación, Richard Flores Márquez, que estuvo en una reunión en Bermejo con autoridades, cívicos y pobladores que están agobiados por el problema cuya solución se hace esperar.

“Continúan los racionamientos”, dijo al admitir que hubo dejadez del Gobierno municipal, la Subgobernación, el Comité Cívico y la Empresa Municipal del Agua de Bermejo (EMAB) para desatarse la crisis del agua como se viene dando hasta ahora.

De acuerdo al Estatuto de esta empresa, presidida por la alcaldía, el directorio debía reunirse una vez por mes, por lo menos, precisamente para prever este tipo de problemas y ver que se satisfaga debida y adecuadamente el suministro de agua.

Sin embargo, el gerente de la empresa, cuyo nombre no se precisó, reveló que a lo largo del 2018 el directorio no efectuó ni una sola reunión para ver cómo estaba la empresa, el servicio y si se preveía alguna dificultad o imprevisto.

El suministro de agua se cortó como consecuencia de la turbidez del líquido vital, por las intensas lluvias y la falta de químicos para potabilizar y evitar que el sistema de distribución tenga dificultades como las que se presentaron.

Para superar la turbidez se precisa un químico que se compra en bolsas, se necesita entre 35 a 45 bolsas por día para el suministro, se estima que se precisa para superar la crisis del agua, entre 400 mil a 500 mil bolivianos.

El secretario también reveló que se intentó culpar de la crisis a Setar, sin embargo, se aclaró que esta empresa no provee agua, por el contrario continúa otorgando energía para el funcionamiento de las bombas pese a la deuda del gobierno municipal.

La deuda del municipio por energía es de 8 millones a 9 millones de bolivianos, se firmó un plan de pagos el año pasado, sin embargo, en septiembre el compromiso quedó a medias, Setar pese a eso sigue proveyendo energía para las bombas de agua.

Hay demasiada molestia entre la ciudadanía, algunos barrios no tienen agua hace 10 días, otros entre 6 y 7 días, “la reacción es justificada porque se trata de un servicio básico del cual nadie puede prescindir por tanto tiempo”, informó.

 

Nuevo Sur

Comenta
To Top