Hace alrededor de mil años, una religiosa de mediana edad del tranquilo convento de Dalheim en Alemania lamió el extremo de un pincel y el pigmento azul quedó impregnado en la placa de sus dientes. El equipo internacional de arqueólogos que estudió su esqueleto, enterrado en el pequeño cementerio cercano, descubrió que la sorprendente mancha, la única irregularidad en los restos, era lapislázuli, una valiosa piedra azul utilizada para iluminar manuscritos en la Edad Media. De forma inesperada, el sorprendente hallazgo ha revelado a una artista de escritos medievales de alta calidadla primera identificada por su esqueleto y una evidencia añadida de que probablemente las mujeres también escribían y pintaban los antiguos libros en Europa.

Imagen ampliada de las partículas de lapislázuli incrustadas en el cálculo dental medieval
Imagen ampliada de las partículas de lapislázuli incrustadas en el cálculo dental medieval– Monica Mromp

Eran las instituciones religiosas, en gran medida, las que se ocupaban de la alfabetización y los textos escritos durante la Edad Media europea. De los monasterios salían manuscritos ricamente ilustrados, creados para ser utilizados por miembros de instituciones religiosas y la nobleza. Algunos de estos textos iluminados fueron adornados con pinturas y pigmentos lujosos, incluyendo la hoja de oro y el ultramar, un pigmento azul raro y caro como el oro hecho de piedra de lapislázuli.

Los investigadores del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Berlín y la británica Universidad de York analizaron los restos de las mujeres enterradas en un cementerio medieval relacionado con el convento de Dalheim. Quedan pocos registros del lugar y se desconoce su fecha exacta de fundación, aunque una comunidad de mujeres pudo haberse formado allí ya en el siglo X. Los primeros registros escritos conocidos del convento se remontan al año 1244. Se cree que el centro albergaba a aproximadamente catorce religiosas desde su fundación hasta su destrucción por fuego después de una serie de batallas durante el siglo XIV.

Te puede interesar  Encuentran una obra maestra de Leonardo da Vinci escondida en el yate de un príncipe Saudí
Cimientos de la iglesia asociada con una comunidad religiosa de mujeres medievales en Dalheim, Alemania
Cimientos de la iglesia asociada con una comunidad religiosa de mujeres medievales en Dalheim, Alemania– Christina Warinner

Los científicos descubrieron que una mujer enterrada en el cementerio tenía numerosas manchas de pigmento azul incrustadas dentro de su cálculo dental (sarro o placa dental que se fosiliza en los dientes durante la vida). La religiosa tenía entre 45 y 60 años de edad cuando murió alrededor de los años 1000-1200. No tenía patologías esqueléticas particulares, ni evidencias de trauma o infecciones. El único aspecto notable de sus restos fueron las partículas azules que se encuentran en sus dientes. «Fue una completa sorpresa, ya que el cálculo se disolvió y lanzó cientos de diminutas partículas azules», recuerda Anita Radini, de la Universidad de York. Un análisis cuidadoso utilizando varios métodos espectrográficos diferentes reveló que el pigmento azul era lapislázuli.

Tan valioso como el oro

Los investigadores examinaron muchos escenarios para ver cómo este mineral podría haberse incrustado en el cálculo de los dientes de la mujer. «Sobre la base de la distribución del pigmento en su boca, llegamos a la conclusión de que el escenario más probable era que ella misma estaba pintando con el pigmento y lamiendo el extremo del pincel mientras pintaba», afirma Monica Mrom, del Max Planck.

El uso de pigmento ultramarino hecho de lapislázuli se reservaba, junto con el oro y la plata, para los manuscritos más lujosos. «Solo a los escribas y pintores con habilidades excepcionales se les habría confiado su uso», dice Alison Beach, de la Universidad Estatal de Ohio e historiadora del proyecto.

Guda, una monja del siglo XII, una de las pocas mujeres medievales que firmaron sus manuscritos iluminados
Guda, una monja del siglo XII, una de las pocas mujeres medievales que firmaron sus manuscritos iluminados– Wikimedia

El descubrimiento inesperado de un pigmento tan valioso tan temprano y en boca de una mujer del siglo XI en la Alemania rural no tiene precedentes. Si bien se sabe que Alemania ha sido un centro activo de producción de libros durante este período, la identificación de las contribuciones de las mujeres ha sido particularmente difícil. Como signo de humildad, muchos escribas y pintores medievales no firmaban su trabajo, una práctica que podría haberse aplicado especialmente a las mujeres. La baja visibilidad del trabajo femenino en la producción de manuscritos ha podido llevar a muchos estudiosos modernos a suponer que ellas apenas participaron en este trabajo.

Te puede interesar  Encuentran la primera carta que informó del regreso de Colón tras descubrir América

Desde las minas de Afganistán

Los hallazgos de este estudio no solo desafían algunas creencias sobre el trabajo femenino, sino que también descubren una historia de vida verdaderamente notable. Esta mujer «estaba conectada a una vasta red comercial global que se extiende desde las minas de Afganistán hasta su comunidad en la Alemania medieval a través de las metrópolis comerciales del Egipto islámico y la Constantinopla bizantina. La creciente economía de Europa en el siglo XI disparó la demanda del precioso y exquisito pigmento que viajó miles de kilómetros a través de caravanas de mercaderes y barcos para servir la ambición creativa de esta artista», explica el historiador y coautor Michael McCormick, de la Universidad de Harvard.

«Aquí tenemos pruebas directas de una mujer, no solo de pintura, sino de pintura con un pigmento muy raro y costoso, y en un lugar muy apartado», explica Christina Warinner, del Max Planck y autora principal del artículo. Y reflexiona: «La historia de esta mujer podría haber permanecido oculta para siempre sin el uso de estas técnicas. Me hace preguntarme cuántos artistas podríamos encontrar en los cementerios medievales, si simplemente echáramos un vistazo».

abc.es

Comenta
Mira también:

Gigantomastia incontrolable: médicos sorprendidos con extraño caso de mujer a la que le crecen los senos sin parar desde hace tres años

Lam Phrai Si Nuan es la protagonista de esta historia que llega…

¿Nueva superpareja de Hollywood? Angelina Jolie y ‘un héroe’ de ciencia ficción

La estrella de Hollywood Angelina Jolie podría al fin haber encontrado un…

La Fuerza Aérea de Perú confirma avistamiento de ovnis cerca del aeropuerto de Lima

CNN La Fuerza Aérea de Perú confirmó por primera vez ayer —en…

Colombia: Una mujer dio a luz a bebé con cola de rata

En un hospital de Colombia, se registró el nacimiento de un bebé…

Gaby Espino enciende instagram

La belleza de Gaby Espino es una noticia constante entre sus fanáticos…