MUNDO

Crisis en Venezuela: los antiguos bastiones chavistas abandonan a Nicolás Maduro

Fuerzas especiales bolivarianas (FAES) deteniendo gente en el muy popular barrio de Petare. (AFP)

Las protestas y cacerolazos han continuado en la noche del jueves tras la gigantesca manifestación del 23 de enero para pedir la salida de Nicolás Maduro. Amparados en la oscuridad, los barrios populares de Caracas y del interior, antiguos bastiones chavistas, han salido a enfrentarse con las fuerzas de seguridad para manifestar su rechazo al régimen.

Un hombre trata de apagar el fuego en un camión incendiado durante disturbios en las protestas. (AFP)Un hombre trata de apagar el fuego en un camión incendiado durante disturbios en las protestas. (AFP)

El sector José Félix Ribas de Petare, uno de los barrios populares más grandes de América Latina (800.000 habitantes), situado al este de Caracas, ha sido uno de los más golpeados por las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES) en los enfrentamientos de los últimos cuatro días que se han saldado conmás de 26 muertes y 407 detenidos, según el Foro Penal Venezolano, una ONG que lleva la cuenta de los presos y detenidos. La ONU informó que los detenidos son más 350.

“Aquí no hay miedo y los barrios somos los más arrechos (bravos). Los barrios estamos en la calle porque entre morir de hambre, morir porque no hay remedios y morir luchando, preferimos lo último”, dijo Héctor Zambrano al portal digital El Pitazo, un vecino de la zona petareña.

Las unidades policiales de FAES están equipadas con tanquetas y armas largas, los uniformados negros con cascos y chalecos antibalas allanaron varias viviendas, donde según el reporte de sus habitantes, también buscaban e incautaban teléfonos celulares que tuvieran grabaciones de los tiroteos entre fuerzas de seguridad y vecinos de la zona.

En redes sociales, se conoció que despliegues similares se efectuaron también en La Vega, El Junquito, Catia, 23 de Enero y Lomas de Urdaneta de Caracas. Los “guerreros” de La Vega llevan tres noches enfrentándose con tiros a las agentes del FAES.

“Estamos hartos de Maduro. No nos van a callar con el carnet de la patria, (especie de libreta de racionamiento cubana), o con la caja de comida de Clap o los bonos”, decía una vecina de Petare.

Los activistas de Bandera Roja, una organización izquierdista que forma parte de la Unidad opositora, señalaron que Petare fue invadida brutalmente por el FAES. “Desde hace dos noches protestas en José Félix Ribas y otras zonas populares como Cotiza, Catia y El Valle son atacadas por la Policía Nacional”.

Cesar Moya, otro activista de las redes sociales, escribió su testimonio: “Anoche el FAES, amparándose en la oscuridad hizo de las suyas en todo el país; sus actos vandálicos dentro de los hogares que Nicolás Maduro decía proteger fueron desproporcionados, hubo robos y detenciones arbitrarias. Lo peor fue que, los jefes de calle y las bolsas de comida de Clap (Comité Local de Administración y Producción) colaboraron con ellos”.

En el interior de Venezuela, como San Cristóbal, capital de Táchira, fronterizo con Colombia, los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en las zonas populares “han sido horribles”, decía Rosita Mendoza, una vecina del sector.

Los “colectivos”, bandas paramilitares armadas y financiadas por el régimen de Maduro han saboteado las protestas, aterrorizado a la población, “el régimen les garantiza impunidad, por eso hacen de las suyas, los colectivos fueron los que mataron a los dos muchachos ayer (por el jueves) en San Cristóbal, uno de ellos es hijo de un profesor de la Universidad Experimental del Tachira (UNET), e hirieron a otros. A otro joven lo arrastraron a un cajero de Banesco y casi lo dejaron muerto por la golpiza que le dieron estos bandidos”, contó aClarín Rosita por teléfono

Una escena de la acción policial en Petare, este viernes. (AFP)Una escena de la acción policial en Petare, este viernes. (AFP)

En San Felipe, capital de Yaracuy, se repitió la historia de “cacería de brujas” contra los antiguos electores chavistas. En el municipio Antonio José de Sucre, se programó una marcha nocturna acompañada de cacerolas para protestar contra el régimen.

La diputada Dignora Hernández señaló que la policía de Yaracuy junto a la Guardia Nacional reprimió la protesta con bombas lacrimógenas y persiguieron a los manifestantes que tuvieron que escondersepara no ser agredidos.

El político José Luis Farías afirmó a Clarín que el llamado del presidente interino Juan Guaidó ha tenido eco en los sectores populares ex chavistas.

“Los barrios pobres que eran chavistas han bajado los cerros y han abandonado a Maduro, es la primera vez que ocurre en 20 años de chavismo”.

Caracas, especial

Tomado de Clarín

Comenta
To Top