SEGURIDAD

67% de las fábricas de droga destruidas están en Chapare

De acuerdo al informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), de las 1.004 fábricas de cocaína base descubiertas y destruidas en 2018 en Bolivia, 670, es decir el 67%, funcionaban en Cochabamba, más que todo en el Chapare.

El informe emitido ayer por el representante de la UNODC en Bolivia, Thierry Rostan, señala que del total de las fábricas de cocaína base destruidas por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), 670 se encontraban en el trópico de Cochabamba; en Santa Cruz se destruyeron 318, equivalentes al 32%, en La Paz se desmantelaron 13, el 1%, y en otros departamentos se encontraron otras tres, igual al 1%.

“De los gráficos y datos expuestos se concluye que existe mayor actividad (del narcotráfico) en los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz, respecto de la producción de la cocaína base a nivel nacional”, reportó Rostan.

En cuanto a los laboratorios de cristalización de clorhidrato de cocaína, el reporte señala que la FELCN encontró y destruyó 48 en 2018, pero otra vez se halló la mayor cantidad en Cochabamba, con 24 de estas instalaciones, que equivale al 50%.

En Santa Cruz se encontraron 19 laboratorios, lo que equivale al 40%, en Beni ocho, igual al 8%, y uno en La Paz, igual al 2%.

Rostan afirmó que estos datos son un llamado de atención debido a que en la gestión 2017 se reportaron similares porcentajes sobre la actividad del narcotráfico en Bolivia y los datos fueron puestos a consideración del Gobierno.

“Estos laboratorios no se encuentran en las ciudades, están (instalados) más lejos, en la selva, en lugares remotos”, sostuvo el representante de la UNODC.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, se negó a dar su criterio sobre estos datos emitidos por la UNODC y dijo que las preguntas eran “capciosas”.

También se consultó a Cáceres sobre los datos de la destrucción de coca incautada en los operativos contra el narcotráfico, pero dijo que esa consulta se debía hacer a los representantes del Viceministerio de la Coca.

El informe de la UNODC señala que en la gestión 2018 la FELCN incineró 10.483 kilos de cocaína base, 7.592 kilos de clorhidrato de cocaína y 8.584 kilos de marihuana incautada cuando ya estaba puesta para su distribución en las ciudades.

Toda esta droga fue incinerada en 565 actos con la presencia de los fiscales antinarcóticos, y representantes de la UNODC estuvo presente en 208 de estos actos.

Otro de los datos presentados ayer fue el del número de personas detenidas en 2018 por delitos de narcotráfico que llegó a 3.742, sólo 45 menos que en 2017 cuando se detuvieron a 3.787 personas en diferentes operativos.

De los 3.742 detenidos, 73 son de nacionalidad colombiana, 49 peruanos, 32 argentinos, 20 son brasileños, 25 chilenos y 13 de origen paraguayo.

Entre las principales recomendaciones que dio la organización dependiente de Naciones Unidas está dar énfasis a la investigación sobre el origen de las drogas incautadas con el fin de detectar los puntos de ingreso y salida de estas sustancias a Bolivia para implementar mayores medidas de control en esos puntos.

Rostan destacó el incremento de los operativos realizados por la FELCN, pero se recomendó que se aumente el número de las pruebas de campo para verificar que las sustancias encontradas son drogas ilegales.

El diplomático presentó ayer los principales hallazgos del acompañamiento de la UNODC al proceso de incineración o destrucción de drogas ilegales incautadas en el país durante la gestión 2018 y en el acto resaltó el trabajo realizado por la FELCN y el Ministerio Público.

La UNODC valida la información de la eliminación de drogas ilegales en Bolivia en el marco de su programa de apoyo a la lucha contra el narcotráfico, actividades financiadas por la Unión Europea y Dinamarca.

UNODC: Destrucción de clorhidrato de cocaína subió 95% en 2018

El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Bolivia, Thierry Rostan, informó que en 2018 se incrementó en un 95% la incautación e incineración de clorhidrato de cocaína en comparación a 2017.

Según los datos presentados ayer, en 2017 se incautaron 3.884 kilos de clorhidrato de cocaína y en 2018 la cifra se incrementó con 7.592 kilos secuestrados de esa sustancia.

Durante 2018, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) y la Fiscalía realizaron 565 actos de destrucción de drogas ilegales, un 6% más que en 2017 cuando se efectuaron 533 actos.

Rostan precisó que desde 2013 este es el mayor incremento de destrucción de esta sustancia ilegal y recordó que la mayor cifra de incineración de clorhidrato de droga se dio en 2016, cuando la fuerza antidroga eliminó 17.764 kilos.

En el informe, la UNODC constató la implementación de algunas recomendaciones realizadas en gestiones pasadas, como la renovación parcial del parque automotor de la FELCN (efectuada con recursos de la Unión Europea), y destacó por segundo año consecutivo la necesidad de comprar y aplicar mayor número de pruebas de campo antes de los actos de incineración de drogas.

Debido al aumento de la producción de clorhidrato de cocaína en Bolivia, la UNODC recomendó un mayor control en la venta e internación de precursores y sustancias químicas que son utilizadas para el proceso de elaboración.

Rostan resaltó que, a diferencia de lo que pasa en otros países, en el proceso de validación de la droga incinerada se constató que las cantidades que figuran en las actas de incautación de las drogas corresponde a la misma cifra de sustancias que se presentan para la incineración.

El viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres, anunció que se trabajará en mejorar el tema de las pruebas de campo y que esta falencia tiene que ver con problemas administrativos que serán subsanados con la FELCN para esta gestión.

Página Siete

Comenta
To Top