MUNDO

Guaidó califica de «genocida» a Maduro por bloquear la ayuda humanitaria

Cómo y cuándo llegará la ayuda humanitaria a Venezuela desde la localidad colombiana de Cúcuta -donde permanece acumulada por el bloqueo en la frontera- es una información que dará en los próximos días la Asamblea Nacional. Así lo indicó José Manuel Olivares, legislador y miembro del equipo que representa al presidente interino Juan Guaidó en Colombia.

Olivares dijo a ABC que develar el plan de ingreso de alimentos y medicinas a su país «sería poner sobre aviso» al régimen de Nicolás Maduro para que bloquee más las vías de acceso. Per adelantó que se montarán otros puntos de acopio en todas las fronteras de Venezuela, y que por ahora se encuentran en un proceso de verificación de cada uno de los productos.

El parlamentario precisó que pronto el Gobierno de Colombia, el interino de Venezuela y la Asamblea Nacional, darán a conocer unos decretos «que permitan dar el marco legal para agilizar el proceso» de distribución de la ayuda a la población venezolana.

Mil personas
Al menos 100 toneladas de cargamento con ayuda internacional han llegado ya a Cúcuta, y el equipo de voluntarios y equipo técnico, formado por colombianos, estadounidenses y venezolanos -alrededor de mil personas- están trabajando y seleccionando los productos que serán distribuidos a las familias más vulnerables. Se estima que la ayuda beneficiará a entre 250.000 y 300.000 personas que están en situación de alto riesgo nutricional en Venezuela.

Olivares indicó que en los próximos días llegará otro cargamento de países de América Latina y Europa que ya confirmaron el envío pero que están en un «proceso de logística y permisos para enviar por ví aérea las donaciones». Añadió que esta semana informarán de qué países se unirán a esta labor.

Las organizaciones no gubernamentales venezolanas y la Iglesia católica serán las encargadas de hacer la entrega de la ayuda a las familias más afectadas por la devastadora crisis en el país. Olivares señaló además que una red de médicos también contribuirá con este proceso de distribución, y que ya se ha encargado de identificar previamente cuáles son las zonas más vulnerables.

Olivares, médico además de profesión, negó que esta actividad tenga una intención política y aseguró que forma parte de la preocupación de la Asamblea Nacional para ayudar a las personas, y que «la indolencia, la arrogancia y el afán de aferrarse al poder han costado vidas de venezolanos».

Doble petición
«Maduro es un genocida por bloquear la ayuda humanitaria», dijo por su parte el presidente interino, Juan Guaidó, al señalar que existen 300.000 pacientes venezolanos de alto riesgo condenados a morir si no reciben pronto los alimentos y medicinas, que se encuentran varados en la fronteriza localidad colombiana de Cúcuta.

En sus declaraciones a la web argentina Infobae, que fueron recogidas por las agencias y el portal de la Unidad opositora, Guaidó rogó al régimen de Maduro y a las Fuerzas Armadas para que abran la frontera y permitan la entrada de la ayuda.

El primer lote de 100 toneladas llegó hace pocos días a los centros de acopio de Cúcuta, proveniente de la agencia estadounidense USAID, que ha ofrecido unos 20 millones de dólares para la misión humanitaria. Pero ha sido imposible llevarlas a Venezuela porque Nicolás Maduro ordenó desde el jueves pasado bloquear el puente binacional Tienditas con dos contenedores, un camión cisterna y alambradas de púa, para impedir el paso del convoy internacional, una acción que provocó el repudio de muchos gobiernos.

Para superar obstáculos, Guaidó y la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, decidieron organizar este fin de semana la logística de la distribución con el voluntariado de jóvenes y estudiantes a los centros y hospitales que están esperando los medicamentos para atender a los pacientes.

Misa con la familia
El también presidente del Parlamento – que el pasado 23 de enero juróante el pueblo venezolano como «encargado de la Presidencia de la República»- reclamó ayer al Ejército que permita el paso de los suministros. «Depende de ustedes no seguir haciendo el ridículo como lo ordena el Palacio de Miraflores», dijo Guaidó a los militares tras dirigirse a Maduro y a su régimen. «Bloquear la ayuda humanitaria los convierte en genocidas».

Y añadió: «me preguntan sobre la posibilidad de un enfrentamiento, pero se trata de venezolanos que quieren salvar vidas. El régimen ha declarado inconstitucional el derecho a la vida. El conflicto en Venezuela lo ha creado quien ahora ha usurpado el poder», dijo Juan Guaidó, tras asistir a misa con su familia en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe.

El presidente interino aprovechó la ocasión pata denunciar que «colectivos chavistas» habían amedrentado a la abuela de su mujer -»una mujer de 83 años, muy devota y entregada a la catequesis y a los demás»- en el municipio de Tovar. «Que no crean que van a lograr atemorizar a esa familia humilde», advirtió.

Fuente: www.abc.es

Comenta
To Top