TENDENCIAS

Cita de Romeo y Julieta se retrasa por un hongo

Foto: Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny

La Razón / Angélica Melgarejo / Cochabamba

Para el 14 de febrero, Día de San Valentín, estaba previsto el primer encuentro entre Romeo y Julieta, dos ranas de Sehuencas que deben reproducirse para salvar su especie. Sin embargo, ésta fue suspendida por la probable existencia de un hongo en la hembra.

“Estamos esperando los resultados de la posible existencia de un hongo mortal en Julieta, no queremos que Romeo se enferme en la primera cita”, explicó Teresa Camacho, jefa del departamento de Herpetología del Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny, con sede en Cochabamba.

La institución sospecha que la hembra tiene el hongo Chytridiomycota, que es causante de la quitridiomicosis, una enfermedad infecciosa a la que se le atribuye el declive de anfibios en el país.

“Ni bien tengamos los resultados de este análisis, si todo sale negativo, planificaremos el encuentro, dónde y cómo se hará. No queremos dejar esperando más tiempo a Romeo”, agregó Camacho.

La cita fue anunciada el 14 de enero, después de que Camacho y otros expertos, apoyados por Global Wildlife Conservation, hallaran cinco ranas de Sehuencas luego de no ver la especie hace 10 años, con excepción de Romeo.

La especialista recordó que Romeo llegó al museo hace una década, como parte de un estudio de genética poblacional que realizaba la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) sobre esta especie y otras que existían en bosques nublados de Cochabamba.

Esta rana fue la última que se encontró en inmediaciones de Sehuencas, región ubicada en el interior del Parque Nacional Carrasco y que fue inspeccionada en cuatro oportunidades en busca de la especie, pero sin resultados.

El 14 de febrero de 2018, Global Wildlife Conservation contactó a Match para iniciar una campaña de apoyo a las expediciones con el fin de hallar una hembra para la reproducción. Crearon un perfil que, según Camacho, refleja la personalidad del galán: tímido y siempre oculto entre las piedras de su acuario. En el sitio se buscó aportes para financiar las expediciones.

La campaña logró recaudar $us 25.000. Después de tramitar permisos se organizó una nueva expedición que encontró a la rana ideal para el solitario Romeo.Al llegar a Herpetología, Julieta y sus cuatro acompañantes (una hembra y tres machos) fueron sometidos a varios exámenes y obtuvieron buenos resultados, pero aún se espera la respuesta del ADN, que determinará si existe el hongo. Tratamiento. De dar positivo, Julieta y sus compañeros requerirán un tratamiento “muy agresivo”. “Normalmente, cuando llegan (las ranas) se les aplica un tratamiento preventivo, pero no quisimos hacerlo si no es necesario, por eso esperamos los resultados”, agregó.

De descartarse la existencia del hongo, las ranas de Sehuencas serán presentadas, probablemente en un par de semanas.

“Se espera que Julieta tome la iniciativa por su personalidad, ella es cochala, muy activa, de nado fuerte. Si su figura y movimientos atléticos no impresionan a Romeo, creemos que lo cautivará con sus bellos ojos”, dijo Camacho.

Julieta fue escogida por ser de tamaño grande, se trata de una hembra adulta. Ella está lista para procrear y se aguarda que como fruto de la primera cita ella tenga renacuajos y con ello comience el programa de “cría en cautiverio”.

El primer encuentro está previsto en el acuario de Romeo. Por 10 años él no vio ni compartió espacio con ninguna rana.

“Será muy interesante lo que pase ese día”, aseguró la experta, tras detallar que el “galán” tiene “callos nupciales”, que se ubican en uno de sus dedos y sirven para sujetar a la pareja. “Los otros machos traídos del campo no lo tienen. Romeo está listo para reproducirse y Julieta tiene los huevos en su cuerpo, es ideal”.

No hay mayor preparación para la pareja que mantenerla saludable; ambos tienen una buena alimentación, el cambio adecuado de agua y sobre todo los mantenemos lejos del estrés.

Solo 12 personas están autorizadas para visitar a las ranas, pero se restringe el ingreso a los contenedores, donde se ubican los acuarios, para evitar que se acostumbren a la gente. Camacho aseguró que todos se enterarán del día de la cita y, aunque no podrán presenciar el encuentro, se tomarán fotografías y se harán videos.

Comenta
To Top