TENDENCIAS

Por qué los hombres suelen ganar kilos de forma rápida

Si últimamente has notado que has vuelto a coger peso nada más acabar una dieta, no te alarmes. Las pequeñas fluctuaciones entre kilos son algo normal y común, y pocas veces conviene preocuparse. Pero si has ganado más de cuatro o cinco kilos en un período corto de tiempo, tal vez te haga falta revisar en qué has podido fallar.

“Para un hombre, cuatro kilos es una especie de alarma de algo raro que está pasando“, asegura Lawrence Cheskin, del Centro de Control de Peso John Hopkins, en ‘Men’s Health’. No te agobies. Los cambios drásticos de peso son más comunes para el género femenino que en el masculino, especialmente si has tenido un peso estable durante meses o años.

Si últimamente has comido mucho en restaurantes o pedido comida para llevar, es probable que la sal sea la causa de tu repentino aumento de peso

El aumento de peso repentino puede derivar en problemas de autoestima, ya que sientes que todo el esfuerzo invertido en bajar los números de la báscula ha sido en vano. Sin embargo, la causa puede estar donde menos te la esperas. Y también puede ser mucho más sencilla de lo que crees. La revista masculina ofrece seis posibles factores que pueden estar contribuyendo a este indeseado aumento.

Demasiada sal

El consumo de sodio hace que retengas agua”, explica Cheskin. “Y esta tiene peso y volumen, por lo que si comes muchos alimentos salados durante varios días seguidos, es fáci que tu peso se incremente”. Si últimamente has comido mucho en restaurantes, o en especial en cadenas de comida rápida, puede que esta sea la causa, ya que son especialistas a la hora de añadir sodio a sus platos para que queden sabrosos. Si pasaste un fin de semana fuera de casa y sobreviviste a base de comida rápida, eso podría explicar tus kilos de más.

Nuevos medicamentos

“Hay muchos fármacos que pueden producir un aumento de peso”, analiza W. Scott Butsch, experto en obesidad. “De hecho, la medicación puede causar hasta el 15% de los casos de obesidad”. Por ejemplo, algunos medicamentos contra la depresión y para las enfermedades cardíacas (bloqueadores beta). Pero especialmente, añade el experto, “los recetados para los trastornos del sueño, los analgésicos e incluso algunos antihistamínicos contra las alergias”. También los esteroides o fármacos que aumentan la testosterona, agrega.

Más cantidad de comida

Este puede parecer muy obvio, pero normal en caso de ingerir muchas más calorías de las que sueles tomar. “Este cambio puede llevar a un aumento desde dos kilos y medio a cinco en un mes o más”,incide Cheskin. “El alcohol también es un factor importante a tener en cuenta. Contiene muchas calorías”.

Ejercitar la masa muscular acelera el metabolismo, por lo que si dejas de hacer deporte, quemarás muchas menos calorías

Puede que hayas quedado más veces para celebrar tu bajada de peso con los amigos y que te hayas permitido alguna que otra licencia con las cañas de cerveza. En ese caso, no te preocupes, lo único que debes hacer es volver a la normalidad y controlar el flujo de calorías en tu cuerpo.

Te mueves menos

Si te has relajado y ya no realizas tanto ejercicio como cuando estabas a dieta, mejor que vuelvas a la rutina, no sea que sigas ganando peso. Si solías levantar pesas y ya lo dejaste, esta también puede ser una de las causas. Incluso si reemplazas tus entrenamientos de fuerza con otro tipo de ejercicio. Cheskin señala que ejercitar la masa muscular tiende a acelerar el metabolismo, por lo que si dejas de hacerlo, quemarás menos calorías.

Has perdido peso hace nada

Es muy común que una vez que has perdido peso puedan aparecer unos kilos de más los próximos días. “También si sigues con tu rutina de dieta y ejercicios”, avisa Butsch. En ese caso, y como decíamos al principio, no le des tanta importancia si se trata de uno a tres kilos, tiene que ver más con los procesos naturales del cuerpo que con un error tuyo a la hora de marcar tus objetivos de adelgazamiento. Si por el contrario la subida es más de cuatro o cinco kilos, sí, mejor vuelve a hacer dieta y redobla tus esfuerzos en el gimnasio.

Foto: iStock.Foto: iStock.

Un trastorno endocrino

Uno de cada cinco adultos tiene una tiroides poco activa, un fenómeno también conocido como hipertiroidismo, según los datos del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos. “Si bien esta condición es mucho más frecuente entre las mujeres”, agrega Cheskin, “muchos hombres también lo pueden experimentar, lo que puede causar un aumento repentino y significativo de peso”.

Aunque es muy extraño, existen muchos trastornos hormonales como la enfermedad de Cushing, que también pueden producir un crecimiento del peso corporal. Para saber si es tu caso, estos trastornos se presentan con otros síntomas añadidos, como fatiga, debilidad, dolores de cabeza, problemas para pensar o depresión e irritabilidad. En todo caso, y si estás muy preocupado, lo mejor es que acudas a tu médico de confianza para conocer a fondo lo que te pasa.

Fuente: elconfidencial.com

Comenta
To Top