SEGURIDAD

Descarada corrupción policial exige restructuración integral

La pérdida de valores institucionales y la descarada corrupción en la Policía Boliviana evidencian la necesidad de su restructuración integral, según el exdefensor del Pueblo, Rolando Villena; entretanto, el comandante general de la Policía, Rómulo Delgado, aseguró que se trata de casos aislados.

“La corrupción en la Policía Boliviana es un problema de larguísima data, hasta podríamos decir que es endémico. Son denuncias que no hacen otra cosa que retrotraer cosas del pasado que en el fondo continúan, no bajo otras formas sino de la manera más descarada posible”, dijo Villena.

El exdefensor del Pueblo señaló que durante el período que cumplió tales funciones y después de haber de su mandato constitucional planteó la “necesidad imperiosa que tienen el Estado” de llevar adelante una reingeniería de la Policía porque solo de esa manera se logrará tener un diagnóstico mucho más claro acerca de las acciones que se deben tomar y no postergar las mismas.

La actuación de la Policía también está vinculada a la administración de justicia, plantea ver el problema de la corrupción de manera integral, la demora en la toma de esta decisión está ocasionado que el problema se ahonde mucho más. “Esta situación es evidencia de una proceso de desinstitucionalización delEstado que está generando mayor incertidumbre en la población”, apuntó.

En criterio de Villena, la frustración y decepción que vive la población va acrecentando de manera peligrosa; los mecanismos de control interno en todos los estamentos debieron dar resultados claros respecto del freno a la corrupción; sin embargo los resultados aún son aislados y no responden a una estrategia que permita erradicar la corrupción.

A modo de ejemplo, Villena refirió el robo de mineral, conocido como “juqueo”, que no es nuevo, ha sido y es motivo de control por parte de la Policía y el Ejército, pero no se tienen acciones efectivas que ataquen a las causas que hagan frente a la caótica actual “situación de franco descontrol de corrupción”.

En este contexto, el exdefensor formuló que la reingeniería policial lleva además a cuestionar la propia formación de los policías en sus distintos estamentos académicos. “Este diagnóstico nos permitiría saber qué es lo que está pasando en su misma universidad, en la Academia Nacional de Policía (Anapol), en la Escuela de Sargentos y centros de formación”, apuntó.

HECHOS AISLADOS

A decir del comandante general de la Policía Boliviana, Rómulo Delgado, las denuncias de corrupción y abusos por parte de efectivos de esa institución son “hechos aislados”.

“Si hacemos una estadística nosotros vemos, la Policía Boliviana está dando una señal de trabajar por la seguridad de la población, estos son hechos aislados, y no vamos a permitir que estos hechos aislados, en el que se encontrarían involucrados policías, manchen la imagen institucional”, refirió Delgado según difundió la agencia noticiosa Fides.

La máxima autoridad policial realizó estas declaraciones en un momento en que varios efectivos se vieron involucrados en escándalos de corrupción de diversa naturaleza, violación, cobros ilícitos, contrabando, corrupción y robo, poniendo a la entidad policial en la mira de la opinión pública.

Delgado aseguró que la Policía realizará las investigaciones correspondientes en los diferentes casos y que también se enfatizará en la prevención a estas faltas.

“Cualquier denuncia que se dé por parte de ciudadanos que tengan conocimiento de un hecho ilícito por parte de policías, este va ser investigado, no se encubrirá a nadie”, afirmó Delgado en declaraciones a Fides.

En lo que va de la presente gestión, la institución policial ha protagonizado escandalosos hechos de corrupción, como son los cobros irregulares y documentos fraguados para el ingreso de nuevos postulantes a la Anapol, la conformación de una red de extorsión y cobro a contrabandistas, presuntos vínculos con el mercado negro de vehículos robados en Chile, violaciones y amenazas a mujeres presas, además de que un policía se atribuyera, supuestamente por presión, la muerte de un universitario de la Universidad Pública de El Alto.

SIN CONDICIONES

El representante de los oficiales de Policía en retiro (GG JJOO y VV), coronel René Calla, manifestó la preocupante situación institucional y que no se reduce a iniciar procesos y capacitar a los efectivos de instancia operativas internas en este ámbito, sino también darles las condiciones para cumplan una labor de investigación efectiva.

“Tenemos el Departamento de Lucha Contra la Corrupción, el Tribunal Disciplinario, la instancia de Investigación Policial Interna (Didipi), pero sin equipamiento para investigar. Si no tienen los mecanismos, (información, computadoras y recursos suficientes) cómo van a investigar”, dijo.

Otro factor tiene que ver con la ruptura de “la cadena de mando natural y se han ido poniendo en algunos cargos, desde policías de bajo rango hasta generales a quienes no están capacitados” afirmó Calla, tras remarcar que muchos destinos obedecen al “aval político”.

En criterio de Calla, los cambios de comportamiento al interior de la Policía debe empezar por las condiciones para la institución y no solo equipos para proteger al ciudadano, sino también para las gestiones propias de la institución, entre la más sentida la falta de tecnología.

El Diario

Comenta
To Top