Algunos damnificados que perdieron sus casas del deslizamiento en San Jorge Kantutani rechazaron los departamentos ofrecidos por el Gobierno, ubicados en el municipio de Mecapaca, debido a la distancia y al poco espacio.

Carlos M., padre de cinco hijos lo perdió todo en el deslizamiento, su casa de dos pisos y sus muebles, que le costó más de 20 años consolidar. Actualmente, él permanece junto a su descendencia, incluidos yernos y nietos en el campamento de la avenida Libertad.

Don Carlos, al igual que otros damnificados, no aceptó el ofrecimiento porque considera que el espacio del inmueble es pequeño para su familia numerosa.

 

“¿Un departamento de tres dormitorios por mi casa de dos plantas?, ahí no puedo meter a mis hijos. Unos tienen su familia, incluso mi hija es madre soltera y en mi casa ellos vivían cómodamente, por ellos me sacrifiqué para que tengan un hogar, una casita, pero ahora no tenemos nada”, dijo.

Relató que cuenta con papeles en regla que acreditan que la vivienda de dos pisos que colapsó la pasada semana le pertenecía. Ello le hacía candidato para beneficiarse de un departamento que patrocina el Gobierno para los damnificados y que este lunes comenzó la distribución a la cabeza del presidente Evo Morales.

El hombre contó que su rechazo se debe, principalmente, para no separarse de su familia, aunque reveló que funcionarios de Gobierno le ofrecieron ayudar a sus hijos siempre y cuando acepte uno de los departamentos, pero él cree que la promesa quedará en el olvido.

“A mí, como jefe de familia, me quiere dar un departamento, pero qué hago con mis hijos. ¿Los dejo en la calle?, no tengo como acogerlos. Ellos (Gobierno) me han dado una salida, pero siempre y cuando me acoja a la vivienda y luego pueden ayudar a mis hijos, pero sé que una vez me den la casa, se van a olvidar de mis hijos. Para mí es muy difícil, por eso he decidido no aceptar y seguir con mis hijos”, añadió.

Te puede interesar  Comienza sesión de honor por los 210 años de la gesta libertaria del 16 de julio de 1809

Dijo que al menos invirtió un promedio de $us 80 mil en su propiedad, pero que ahora, solo busca una solución adecuada para no desamparar a su retoños y nietos.

Ramiro Choque tomó la misma decisión que don Carlos. El tiene cuatro hijos y tres nietos y también perdió su hogar, un inmueble de tres pisos que terminó de construir en enero de este año. Sus ilusiones se derrumbaron junto a su propiedad. Ahora pernocta en una carpa instalada en inmediaciones de la avenida Libertad.

Su familia entera lo acompaña, pero su preocupación aumentó porque dos de sus nietos más pequeños enfermaron por el frío que azota en las noches. Él tampoco aceptó un departamento del Gobierno por el espacio reducido que tienen y porque, su fuente laboral está ubicado en el centro paceño.

Explicó que mudarse hasta Mecapaca o El Alto, donde estarán ubicados los departamentos ofrecidos por el Gobierno, hará complicado el acceso a su trabajo y al de sus hijos, e incluso el colegio de alguno de sus nietos.

PUBLICIDAD

“Yo vivo más de 30 años en este lugar, mis hijos han nacido y crecido aquí. Mis nietitos estudian aquí, no podemos irnos así nomás a lugares tan lejos. Agradezco al Gobierno, pero no he aceptado el departamento porque no entra toda mi familia. Mi vida está aquí, quisiera que más bien nos ayuden a reconstruir nuestra casita aquí mismo”, dijo.

Al igual que Carlos y Ramiro hay otras familias con integrantes numerosos que optaron por rechazar los departamentos por la distancia de las nuevas viviendas y por el espacio reducido. Algunos piden que les ayuden a estabilizar los terrenos en la misma zona.

Te puede interesar  La Paz: Una falla en el escape causó el incendio del minibús en la Kantutani

A casi una semana del deslizamiento en la zona de San Jorge Kantutani, el presidente Evo Morales entregó 14 departamentos en el condominio Pacha del municipio de Mecapaca a un número similar de familias damnificadas, los cuales están valuados en más 40 mil dólares.

Inquilinos

Los inquilinos y anticresistas que se vieron afectados por la tragedia también expresaron sus preocupaciones para acceder a una vivienda social.

Uno de los casos es de María Barrera, que llegó hace dos años a esa zona junto a su familia. Invirtió como $us 40 mil en un anticrético de un reducido departamento, pero ahora no tiene como reclamar su dinero a la dueña de la casa porque también se quedó en la calle.

 

“Hemos llegado de Potosí hace dos años, esa plata del anticrético era nuestro ahorro de nuestro trabajo. Este año estábamos pensando sacar un crédito bancario y aumentar para comprar una casa en la misma zona, pero ahora todo se ha ido con el derrumbe”, sollozó.

El Gobierno anunció que ayudará a los inquilinos y anticresistas con la construcción de viviendas y la Alcaldía dijo, que en caso de que las personas afectadas no cuentan con terrenos, se les dotará de los mismos.

María afirmó que le preocupa que no se concrete la ayuda para los inquilinos y anticresistas damnificados. Dijo que se elabora una lista del número de personas en esa condición.

“Dicen que nos van ayudar, tenemos que tener un terreno o nos van a dar un trato especial para acceder a las viviendas, pero hasta ahora no hay nada definido. La verdad estamos muy preocupados. Hoy día se han ido algunos propietarios a los departamentos y eso la verdad entristece. Nuestra situación es incierta”, afirmó./ANF

Te puede interesar  La Paz: Choferes agreden a guardias municipales y a una periodista de La Razón

El Día

HAZ UN CLIC AQUÍ PARA VER LOS CORTES PROGRAMADOS DE ENERGÍA ELÉCTRICA

 Síguenos en Facebook

Comenta
Mira también:

Comienza sesión de honor por los 210 años de la gesta libertaria del 16 de julio de 1809

La sesión de honor de la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) comenzó el…

Choferes de La Paz inician bloqueos en vísperas de la efeméride paceña

La Federación Departamental de Choferes de La Paz inició el lunes por…

Princesa Mako llega a Bolivia por los 120 años de inmigración japonesa

La princesa japonesa Mako llegó hoy a Bolivia para cumplir una intensa…