EFE.- El Parlamento venezolano, de contundente mayoría opositora, superó hoy el desafío de las fuerzas de seguridad del Estado, que restringieron los accesos al Palacio Legislativo, y se reunió un día después de que una amenaza de bomba aireada en las redes sociales impidiera una sesión ordinaria.

Efe constató que los diputados se encontraron con problemas para acceder al Palacio Legislativo por la lenta y exhaustiva revisión de sus credenciales que hicieron los miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), a la que la oposición acusa de estar subordinada a los intereses del Gobierno de Nicolás Maduro.

 

La propia Cámara informó luego que el quórum se completó con 87 legisladores, varios de ellos suplentes tras las detenciones de algunos diputados y las acogidas de otros en distintas embajadas en Caracas.

Una treintena de uniformados distribuidos en varios grupos bloqueó el ingreso de la prensa a la sede del Parlamento, incluidos los integrantes del canal en línea Capitolio TV, que transmite las sesiones en vivo.

Para superar este último escollo el departamento de comunicaciones de la Cámara y los asistentes de los diputados transmitieron cortes de la sesión a través de las redes sociales, un recurso del que ya ha echado mano antes el Legislativo y que fue la única forma de seguir la sesión.

De la amenaza de explosivos que obligó ayer a desalojar el edificio no se tuvo mayor información, pese a que ese mismo día la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un órgano integrado solo por afectos al chavismo, se instaló sin problemas en la misma sede del Palacio Federal Legislativo apenas unas horas después.

Te puede interesar  Chavismo dice que informe de Bachelet sobre Venezuela está "distorsionado"

El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como presidente encargado, enfatizó que aún no se ha mostrado “la primera evidencia” de que la alerta de bomba fuera real, al tiempo que indicó que el Gobierno “da pena (vergüenza) ajena” al ejecutar estas acciones.

“La bomba que pusieron -dijo con ironía- era para matar la democracia y la instaló el (Servicio Bolivariano de Inteligencia) Sebin, la instaló entonces el régimen (de Nicolás Maduro)”, añadió.

 

En ese sentido, Guaidó calificó la presencia ayer de uniformados en la sede parlamentaria como un “secuestro” del edificio y una treta del Gobierno chavista para impedir que los opositores se reúnan.”No es la primera, ni va a ser la última del régimen”, aseveró.

Tal y como estaba previsto para la sesión que se aplazó, Guaidó denunció el “hostigamiento” contra el Parlamento, e indicó que 96 de los 112 diputados de la bancada opositora han sufrido “persecución” por sus ideas contrarias al chavismo, que gobierna ininterrumpidamente desde 1999.

Los Tiempos

 Síguenos en Facebook

Comenta
Mira también:

Un terremoto de magnitud 7.3 grados sacude isla al este de Indonesia

Un terremoto de 7.3 grados de magnitud sacudió ayer el norte de…

El monzón causa 130 muertos en el sur de Asia

AFP / Nueva Delhi El monzón causó al menos 130 muertos en…

Trump llama “racistas” a las congresistas a las que pidió “volver a su país”

EFE Washington El presidente de EE.UU., Donald Trump, alimentó hoy la polémica…

Guaidó alerta a ONU de “amenazas” a sus escoltas para involucrarlo en montaje

El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, alertó ayer a la Organización…

El régimen de Nicolás Maduro volvió a desafiar las sanciones internacionales y vendió otros USD 40 millones en reservas de oro

Venezuela vendió alrededor de USD 40 millones en oro la semana pasada,…