Mermeladas, cacao, chocolate, cerveza, durazno, maíz y tomate en conserva, productos lácteos, huevos, cebollas, nabos, zanahorias y papas frescas y refrigeradas son algunos de los productos que Bolivia importa de China. En los últimos 10 años la internación de alimentos del país asiático creció tres veces, o sea, 371 por ciento en valor.

Los alimentos chinos han ido ganando espacio en el mercado boliviano, sobre todo porque tienen precios más bajos que los productos nacionales.

Por ejemplo, en un supermercado de la ciudad las aceitunas enlatadas de 230 gramos de fabricación china se venden a 9 bolivianos, pero el mismo producto elaborado en el país está a 15 bolivianos.

Te puede interesar  Automatización y big data revolucionarán las industrias en Bolivia

En la Cancha, una bolsa de 500 gramos de grageas de chocolate chino se vende a 5 bolivianos. Mientras el cereal producido en el país supera los 10 bolivianos.

En 2009 se compró de China 3,6 millones de kilos de alimentos, la mayoría procesado, por un valor de 2,8 millones de dólares; pero en 2018 subió a 15,9 millones de kilos por 13,2 millones de dólares.

La importación en el primer trimestre de 2019, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), fue de 2,1 millones de dólares por 2,4 millones de kilos.

La importación de enlatados y bebidas en 2009 fue de 758.089 dólares, mientras que en 2018 subió a 4.863.947 dólares (ver infografía).

El presidente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Jasmani Medrano, explicó que la papa congelada ingresa al país desde hace muchos años.

“Nosotros no somos una región competitiva. En otros países la siembra es en gran escala, en cambio en Bolivia estamos en una etapa de crecimiento tecnológico”, dijo.

Principales 10 productos exportados a China en 2018. | Los Tiempos

Los empresarios

La presidenta de la Cámara de la Pequeña Industria y Artesanía Productiva de Cochabamba (Cadepia), Luz Mary Zelaya, y el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba (FEPC), Javier Bellot, coincidieron al asegurar que de China sólo se debería comprar alimentos que no producimos.

“Todo lo que llega de China es una competencia desleal para el pequeño productor. Ese es el mayor problema. Sus precios bajos van matando a la industria nacional. Estamos tocando el lado más vulnerable que es la seguridad alimentaria de la que tanto habla el Gobierno”, dijo Zelaya.

La representante aseguró que los alimentos chinos no son de calidad como el nacional.

“La mermelada nacional es de pura pulpa de fruta, la de afuera no sabemos de lo que está hecha. Es una gelatina artificial con saborizante y por eso su costo es tan bajo”, afirmó.

Zelaya explicó que los productores para obtener un frasco de mermelada de 500 gramos necesitan dos kilos de frutilla. “Es diferente producir algo natural que artificial”, precisó.

Para el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez, no es novedad que Bolivia le compre alimentos a China. “Bolivia no es el único país que lo hace, definitivamente todas las regiones del mundo le compran miles de productos”, sostuvo.

Rodríguez explicó que el país asiático es uno de los principales exportadores de alimentos, pero lo hace con valor agregado.

Te puede interesar  20% de empresas en Bolivia busca su personal entre amigos y familia

El especialista afirmó que la desventaja del agricultor boliviano es el alto costo de producción a causa del tipo de cambio fijo.

“Que los costos de producción suban hace que nuestra competitividad vaya disminuyendo. También influye el tipo de cambio”, finalizó.

Importación de enlatados, golosinas y bebidas. | Los Tiempos

LEY DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

En 2011 se promulgó la Ley 144 de Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria. Tiene los objetivos de fortalecer la base productiva, conservar las áreas para la producción, la protección de recursos genéticos naturales, fomentar la producción, la transformación e industrialización de alimentos, la promoción del consumo nacional, la innovación y servicios de sanidad agropecuaria e inocuidad alimentaria.

La agenda 2025 del Gobierno señala la soberanía y alimentaria a través de la construcción del saber alimentarse para el vivir bien.

Los Tiempos

Te puede interesar  Interculturales y campesinos concentran el 27% de la tierra
Te puede interesar  Argentina monta fábrica de baterías de litio en Jujuy

PUBLICIDAD

 Síguenos en Facebook

Comenta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también:

Ministro Sánchez: “Santa Cruz vive la época más gloriosa de su historia, superior a la que vivió con Camiri en su auge”

“El departamento de Santa Cruz vive la época más gloriosa de su…