Por Humberto Vacaflor Ganam

Los productores de soya de Yapacaní anuncian que si el gobierno se niega a atender sus pedidos, ellos se dedicarán a cultivar coca, porque están cansados de ver a sus vecinos, los cocaleros del Chapare, hacerse ricos mientras que el cultivo de la soya sólo ofrece pobreza.

La denuncia está contenida en Siglo 21 de esta semana y contiene otras amenazas de los productores de soya para el caso de que el gobierno siga negándose a liberar la exportación del grano.

La más preocupante amenaza es que ellos dejarían de producir soya, lo que sería un problema para los empresarios que manejan granjas de pollos o criaderos de cerdos, creando una situación de desabastecimiento de alimentos parecida a la que se presenta en Venezuela.

Si se dedicaran a cultivar coca, dicen estos agricultores, por la cosecha de cada hectárea recibirían ingresos superiores a los 10.000 dólares, mientras que la soya sólo les da 400 dólares.

Aquí hay unos detalles interesantes. Los cocaleros de Colombia tienen al alcance de sus cultivos una segura provisión de urea, y con ese abono el rendimiento por hectárea sube a 15.000 dólares por año.

Y hay otros detalles. Si usan coca que ha sido sometida a tratamientos biogenéticos, el rendimiento es todavía mayor.

El diario Gestión de Lima según dice Siglo 21, ofrece una tabla para comparar los rendimientos del café y de la coca.

Los agricultores que se dedican al café destinan a ese cultivo 525.416 hectáreas, mientras que los cocaleros manejan 49.800 hectáreas.

Los cafeteros reciben ingresos por 439 millones de dólares y los cocaleros reciben 495 millones. Con menos de una décima parte del terreno usado por los cafeteros, los cocaleros reciben más ingresos.

Te puede interesar  Policía antinarcóticos interviene tres municipios de Beni y termina apedreada

En las nerviosas reuniones realizadas en Santa Cruz entre productores soyeros se comentó que pasarse a la coca sería también beneficioso porque ese sector no paga impuestos, no tiene prohibición de exportaciones y, además, el Estado invierte en las zonas cocaleras mucho más que en las zonas donde hay cultivos legales y que tributan.

Los ánimos estaban tensos en la reunión. Alguien dijo que quizá la enseñanza de estos años es que se debe tomar control del Estado para esquilmar a los sectores de la economía legal y gozar de las ventajas de la ilegalidad.

Vacaflor.obolog.com

Polémico, contestatario, crítico pero nunca complaciente, el periodista Humberto Vacaflor es ganador del premio Libertad-Juan José Zeballos 2016

Comenta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.