El Gobierno negó ayer que la Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba) esté en quiebra técnica, pero tampoco aclaró las cifras rojas que presenta la estatal, que registra un patrimonio negativo de 275,7 millones de bolivianos hasta diciembre del año pasado.

“Queremos ser muy enfáticos al indicar que, al momento, la Empresa Azucarera San Buenaventura ha estado pagando puntualmente los créditos que tiene con todos sus acreedores, incluido el BCB. Por lo tanto, Easba no está en quiebra técnica como lamentablemente titula el periódico Pagina Siete”, aseguró en conferencia el viceministro de Presupuesto, Jaime Durán.

Te puede interesar  Evo: "Tenemos prevista una inversión en el departamento de Tarija rumbo al 2019-2025, 5.720 millones de dólares"

En su edición de ayer, este medio informó que la azucarera estatal se encuentra en quiebra técnica, al haber registrado pérdidas por un valor de 243,5 millones de bolivianos en ocho de los nueve años que funciona.

Con base en datos del Sistema Integrado de Gestión y Modernización Administrativa (Sigma), se sabe que Easba registra un patrimonio negativo de 275,7 millones de bolivianos hasta diciembre de la gestión pasada.

Al respecto, Durán explicó que el concepto de “quiebra técnica” describe a una empresa incapaz de cumplir con sus obligaciones, como créditos adquiridos, que ingresa en un “estado de situación en la que hay una cesación de pagos” a sus acreedores.

PUBLICIDAD

Te puede interesar  Incendio en Buena Vista afectó a 20 viviendas, se desplazan brigadas médicas

Las cifras publicadas por Página Siete, que aparecen en el boletín Mediaciones, del economista Julio Linares, dan cuenta de que sólo el primer año de operación (2010), Easba no tuvo déficit,  y que entre 2011 y 2018 acumuló pérdidas que sumaron 243,5 millones de bolivianos.

Durán sostuvo que este medio no distinguió la diferencia entre un proyecto y una planta en pleno funcionamiento, al cotejar los estados financieros del emprendimiento para afirmar que se encuentra en quiebra técnica.

Te puede interesar  Evo insta a servidores públicos a cumplir su trabajo con la mayor honestidad

Sobre esa afirmación, Linares explicó que “diga lo que diga el viceministro, sea proyecto o sea empresa, hace nueve años que Easba está pagando sueldos, servicios, suministros… La quiebra técnica es cuando el pasivo exigible es mayor a los activos reales. En palabras coloquiales: cuando todo lo que tienes no sirve para pagar todo lo que debes, y eso es lo que le pasa a la empresa, con los datos del Sigma, no con datos inventados”.

La autoridad insistió en que los activos de Easba crecieron de 1.081 millones a 1.638 millones de bolivianos, y que las plantaciones de caña de la factoría se elevaron de 108 a 3.578 hectáreas.

“El proyecto del que habla el señor viceministro está mal hecho y le está costando carísimo al Estado. Después de siete años de ser proyecto y dos de ser empresa, el gerente solicitó más inversión para poner una planta de deshidratación de alcohol, porque el mercado del azúcar estaba saturado”, manifestó Linares.

Durán aseguró ayer que convocó a la conferencia de prensa para “desmentir el tendencioso titular de Página Siete” y calificó la situación financiera de Easba como “positiva”, porque está generando los recursos suficientes para honrar sus deudas, pero no se refirió a las cifras que sostienen la quiebra técnica (gráfico).

Consultado sobre qué es lo que debe hacer Easba para salir de la situación de quiebra en la que se encuentra, Linares afirmó que las ventas de la azucarera deberían crecer “exponencialmente”, ya que vende muy poco.

Te puede interesar  Adepcoca declara a Pampa en la clandestinidad y anuncia bloqueos en Los Yungas

“Las tasas de rentabilidad que uno mide (de Easba) son muy bajas y nos dicen que es una empresa no rentable porque tiene mucho pasivo (inversión) para tan poco retorno. Ahora la empresa no puede cubrir ni sus gastos corrientes. El año pasado que pagaron el préstamo, seguramente lo pagaron con el mismo dinero que les han dado”, dijo Linares.

En visión del economista, a Easba le espera una “lenta agonía”, pues sobrevivirá para pagar los sueldos de sus empleados, pero no para cumplir con otras obligaciones. “El próximo año, sea el que sea el Gobierno, va a tener que tomar decisiones duras con esta empresa”, manifestó.

Página Siete / La Paz

 Síguenos en Facebook

Comenta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también:

Fitch: Perspectiva económica de Bolivia se ajusta a negativa

La agencia internacional de calificación crediticia Fitch Ratings,  la tercera más importante…

Acuerdan construcción de redes de gas en Puno, provisión de GNL, comercialización de GLP y estudio para interconexión de gasoductos Sur Perú y Bolivia- Ilo

En el marco del V Gabinete Binacional Perú-Bolivia desarrollado este martes, el…

Calificadora Fitch pone perspectiva económica de Bolivia en ‘negativo’

Fitch Ratings ratificó la calificación de incumplimiento de emisor (IDR) en moneda…

Choferes alertan de un «gasolinazo» a partir de julio

El dirigente de los transportistas del sindicato Eduardo Avaroa, Lucio Quispe, acusó…