El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, le dio ayer un claro respaldo al ministro de Justicia, Sergio Moro, frente a las sospechas surgidas sobre su actuación como juez en el proceso que llevó a la cárcel a Luiz Inácio Lula da Silva.

Bolsonaro, el mayor antagonista político de Lula, recibió a Moro para una reunión privada en su residencia oficial y luego juntos embarcaron en una lancha para atravesar el lago Paranoá de Brasilia y asistir a una ceremonia en la que el ministro fue condecorado.

Te puede interesar  En 3 años, hallaron 10 avionetas con entre 200 y 500 kg de droga

Aunque no hizo declaraciones públicas, Bolsonaro respaldó así a Moro ante un escándalo surgido de mensajes obtenidos por el portal The Intercept Brasil que el ahora ministro de Justicia intercambió, en su condición de juez, con fiscales de la operación Lava Jato en torno al proceso en el que halló a Lula culpable de corrupción.

Los mensajes, transmitidos por Telegram, llegaron a The Intercept gracias a un “hacker” anónimo que intervino los teléfonos de Moro y algunos fiscales y sugieren que el entonces magistrado pudiera haber orientado algunas acciones de la investigación contra Lula, lo cual está expresamente prohibido por la ley.

La aparición de esos mensajes ha dado alas a la defensa de Lula y al Partido de los Trabajadores (PT), que siempre denunciaron que el expresidente había sido víctima de una “persecución política” y que el juicio en su contra estaba “viciado” y debía ser declarado nulo.

De hecho, el jefe del equipo de abogados de Lula, Cristiano Zanin Martins, subrayó ayer que esos mensajes serán utilizados para “reforzar” ante la Justicia sus solicitudes de “nulidad del proceso” y de “declaración de inocencia” e inmediata liberación de Lula, en la cárcel desde abril del año pasado.

El expresidente ya ha sido informado sobre el nuevo giro que ha dado el caso y, según otro de sus abogados, Jose Roberto Batochio, “quedó sorprendido” por “la rapidez con que la verdad fue revelada” y por “el elevado grado de promiscuidad en los diálogos entre quien juzga y quien acusa”.

En el PT, la reacción fue la misma. “Lula ha sido víctima de una asociación criminal dirigida por Moro”, dijo a Efe la presidenta del partido, Gleisi Hoffmann, quien exigió la dimisión del ministro, que en ese cargo es responsable por la Policía Federal, que investiga la filtración de los mensajes y su veracidad.

“¿Cómo puede la Policía Federal ser dirigida por quien tiene que ser investigado?”, planteó Hoffmann.

La Operación Lava Jato, la mayor investigación anticorrupción de Brasil, fue puesta en jaque tras esas revelaciones.

Las sorprendentes revelaciones de The Intercept Brasil agitan los ambientes políticos y judiciales

Te puede interesar  Bolsonaro critica a la Corte Suprema de Brasil por penalizar la homofobia

NO ABORDAN EL RECURSO DE LULA

La Corte Suprema de Brasil cerró su audiencia de ayer sin abordar el pedido de liberación del expresidente Lula.

Las más de cuatro horas de debates de la segunda corte del Supremo Tribunal Federal (STF) estuvieron dedicadas a discutir otros asuntos y el recurso del Lula, que desde abril de 2018 purga una pena de ocho años y 10 meses de cárcel por corrupción, quedó fuera de la pauta.

ANÁLISIS

Alfredo Jiménez P. Editor Mundo

Sergio Moro, uno de los ministros más prestigiosos del Gobierno de Jair Bolsonaro, quien llegó al poder prometiendo mano dura contra la criminalidad y tolerancia cero contra la corrupción, coloca a Brasil ante un profundo desafío de moralidad política.

Te puede interesar  Al menos 17 muertos en accidente de tránsito al sudeste de Brasil

La crisis de credibilidad de la justicia brasileña, que ahora está en tela de juicio, ha caldeado el ambiente político y judicial. La ciudadanía ha tomado con sorpresa las develaciones The Intercept; sin embargo, los seguidores del expresidente Lula han convocado a manifestaciones contra el poder judicial.

La izquierda brasileña, comandada por el Partido de los Trabajadores (PT), tendrá en sus manos de tomar el pulso del disgusto de la población el próximo viernes coincidiendo con la huelga general convocada por los sindicatos que saldrán a las calles, para protestar contra la reforma de jubilaciones de Bolsonaro.

Los Tiempos

 Síguenos en Facebook

Comenta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también:

Diez muertos a raíz de la explosión de un oleoducto en Nigeria

Diez personas murieron a causa de una explosión en un oleoducto en…

EEUU lanzó ciberataques contra sistemas de misiles iraníes, según medios

AFP / Washington Estados Unidos, que prepara nuevas sanciones contra Irán, lanzó esta semana…

Caso Ayotzinapa: un minuto de tortura en video derrumbó años de investigación del Gobierno

Un video con torturas a un detenido por la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapadivulgado…

“Yo no tengo nada contra el reguetón”, dice presidente cubano

Ante un selecto grupo de intelectuales, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, aseguró…

Gabinete binacional: Bolivia y Perú se reúnen por quinta vez al más alto nivel

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Perú, Martín Vizcarra, encabezarán…