Pablo Peralta M.  / La Paz

Tras el inicio de procesos en su contra en torno al caso Brun, Juan del Granado, exalcalde de La Paz, afirma que no es un árbol caído y que se defenderá.  “Si están suponiendo que Juan del Granado es un árbol caído, del cual se puede hacer leña, les digo: están equivocados”, declaró  a  Página Siete.

Estos  procesos en su contra  se dan en medio de la etapa  electoral. ¿Volverá a la política? 

Nunca dejé  la política. Dejé  el lugar en el que estuve en la política durante más de 40 años, que fue la primera línea de fuego.

¿Cuándo diría que comenzó ese ciclo y cuándo terminó?

Empecé mi vida política en las condiciones más  adversas, en 1971 iniciando la resistencia contra una dictadura que también se iniciaba el año de 1971. Estoy hablando de la dictadura del entonces Coronel Hugo Banzer Suárez y he culminado este largo ciclo político a fines del año 2014.

Te puede interesar  En el ranking de la corrupción de 2018, Bolivia baja 20 puestos

Son 44 años en los que estuve en la primera fila de la lucha política, en la resistencia contra la dictadura, pero además, por supuesto, he estado en la militancia, en las candidaturas, en el liderazgo y sin duda he estado también en los cargos públicos.

He sido dos veces diputado,  dos veces alcalde, 10 años diputado, 10 años alcalde; y no nos fue bien, el año 2014, en este proyecto nacional que construimos, el Movimiento Sin Miedo. Yo consideré que había cumplido ya mi rol político y por eso digo nunca dejé la política, sí he dejado esa primera línea de fuego.

Estoy, ahora, en una segunda o tercera línea y pensaba seguir estando ahí, en la medida que esa  segunda o tercera línea siempre tiene que ver con este compromiso profundo, con esta militancia imborrable en la democracia, en la defensa de los derechos humanos,  de los derechos constitucionales, que ha sido la razón primera y última  de mi militancia. Entonces, no dejé  la vida política.

¿A qué atribuye  que estos procesos en su contra, siendo que ya no está en la   línea de fuego? 

Lo que no entiendo es habiendo dejado la primera línea de la confrontación por qué el MAS, en las últimas semanas, ha arreciado, de manera muy clara, en contra de mi persona.

Un diputado de apellido Calani -no lo conozco-, después de 19 años, me inicia un juicio penal por la demolición de una construcción claramente ilegal. Yo, en aquella oportunidad, en el año 2000, cuando inicié mi primera gestión de Alcalde, hace 19 años,  cumplí  una ordenanza municipal, una resolución de la defensoría y un dictamen fiscal; pero además eso en el contexto de una ciudad que había sido asaltada,  en la que no había ley ni  autoridad y donde el espacio público era apropiado por los poderosos y por los que no eran poderosos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar  Choferes de base protestan de “bronca” con sus dirigentes

Pero además, hace dos semanas, ha salido Contraloría con un juicio coactivo, después de dos años de una auditoría que tiene todos los vicios de ilegalidad y de irregularidad; y estos personeros que son del Gobierno, uno es diputado del MAS y otros, los de Contraloría, son funcionarios del MAS le han dado un perfil público, ampliamente difundido en los medios, lo que me ha obligado a salir a explicar a la población qué es lo que hice mas allá de mi defensa jurídica.  Yo soy abogado.

Tras dejar la Alcaldía, ¿afrontó procesos  similares?  

Después de terminar la alcaldía, el año 2010, y luego que se rompió definitivamente el acuerdo político que el Movimiento Sin Miedo tuvo con el MAS, el Gobierno, el presidente Evo Morales, que quería clonarme el año de 1999, porque era según él el mejor Alcalde de Bolivia y que requerían ese tipo de alcaldes en todo el país, ese mismo Presidente y ese mismo Gobierno  me iniciaron 12 juicios, entre el año 2010 y el año 2015.  En esos cinco años he desvirtuado todas y cada una de las acusaciones. Nunca han podido probarme nada.

Entonces si están suponiendo que Juan del Granado es un árbol caído, del cual se puede hacer leña, les digo: están equivocados. No soy un árbol caído, que no me he ido, que no me voy a ir y que Juan sin miedo esta acá y que se va a defender; pero además en la medida en que  esta nueva arremetida judicial abusiva, autoritaria es una de decenas de casos, por su puesto, estoy acá no sólo para defender mi honra, mi libertad, sino para defender la democracia como en los peores tiempos lo he hecho, con la misma fuerza de siempre.

 ¿Está cerca de Comunidad Ciudadana (CC)?

Se requiere una apreciación de contexto a la pregunta. Estamos en un momento en el que destaco dos elementos. El primero es que estamos, le guste o no  al Gobierno, asuma o no  la oposición democrática,   ante un momento irreversible de agotamiento histórico de una fase estatal que se abrió el año 2006.

Te puede interesar  Izquierda reprocha a Evo expulsión de Battisti y la derecha lo respalda

Ahora bien, el segundo elemento de contexto es que agotada una fase estatal, un gobierno en su gestión estatal, se debe generar otra fase estatal.

Entonces, en esa visión, hay dos pilares centrales que hacen a la respuesta al agotamiento y a la necesidad de reabrir otra fase estatal que le devuelva la esperanza a la gente. Uno es la renovación y el otro, la unidad.

No podemos volver al pasado autoritario de los neoliberales, un pasado  corrupto, que fracasó; pero no podemos quedarnos en estos 14 años, también autoritarios, también corruptos, que también se han agotado.

Necesitamos renovar. La renovación  no es solamente un cambio de personas,  un cambio de líderes, es siempre saludable tener nuevos líderes. La renovación es sobre todo de contenido programático. Necesitamos renovar la ética, la democracia, la institucionalidad, la justicia, la visión de inclusión indígena; y cómo no, con urgencia, necesitamos renovar una visión del modelo de desarrollo, que deje atrás finalmente el extractivismo. El extractivismo ha sido bueno para neoliberales y para populistas, para izquierdistas y  derechistas. Y ojalá esta renovación esté acompañada por la renovación de líderes.

Y el concepto de unidad. La unidad es efectivamente la reunión de los principales dirigentes políticos, pero no es lo principal. La unidad tiene que ver con la unidad de los sectores de la población… y cómo no, la unidad tiene un componente, además de social, territorial. Necesitamos unir oriente y occidente, unir el eje central con el norte y  el sur.

Entonces, si  esa unidad además reúne a los principales líderes  en torno a una visión de renovación programática, el escenario estaría completo.

No es ésto lo que tenemos. Lo que más podría y debería aproximarse a esta unidad, que además debe ser plasmada en un proyecto político electoral, es sin duda la candidatura de Carlos Mesa.

Tiene notorias potenciales, aunque también tiene notorias deficiencias, pero a cuatro meses de la elección,  es la candidatura de Carlos Mesa la que mejor se aproxima a esta exigencia de renovación y de unidad.

¿De qué dependerá que usted esté en las listas de CC? 

He dejado la militancia. No soy militante de ningún partido. Mi partido, el Movimiento Sin Miedo, perdió lamentablemente su personería jurídica en 2014. No voy a volver a la militancia, no voy a ser militante de CC. Dejé  las candidaturas, no me interesa, no estoy pensando en una candidatura. He sido diputado 10 años.

Volver a la primera línea no significa volver al liderazgo, a la militancia, no significa volver a las candidaturas. Significa volver a la pelea, cotidiana, democrática, pero firme en contra de los factores que están dañando estos principios básicos de mi vida. Y ¿quién concentra esos factores contrarios a la vida democrática? Lamentablemente, el Gobierno de Evo Morales. Entonces, voy a volver sí, mucho más cuando me están, en lo personal, casi obligando a hacerlo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar  Un brindis y un ministro que no sabía de su designación

Cómo entender que me hagan juicios después de 19 años.  Bueno, si me están retando, el reto está aceptado, el guante está recogido.

HOJA DE VIDA

  • Origen   Juan Del Granado nació el 26 de marzo de 1953 en Cochabamba.
  • Estudios  Obtuvo su título de abogado en 1975.
  • Dictadura  En 1984 asumió el liderazgo de la acusación y juicio contra Luis García Meza y sus colaboradores. Fue alcalde.

Página Siete

 Síguenos en Facebook

Comenta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también:

Opositores afirman que hija de Lanchipa cometió un delito en declaración jurada

PUBLICIDAD ANF Asambleístas opositores afirmaron hoy que Vania Lanchipa Ramírez, hija del…

Políticos exigen la destitución de los vocales electorales de Pando y Beni

PUBLICIDAD ANF Los legisladores de oposición exigen la destitución de los vocales…

¿Miriam Claros, candidata por el MAS?: “No, gracias”

PUBLICIDAD Página Siete Digital / La Paz La periodista y presentadora de…

Mesa cuestiona a Evo por ofrecer obras a cambio de votos y deplora el silencio del TSE

PUBLICIDAD El candidato a la presidencia por la alianza de Comunidad Ciudadana…