El ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó ayer que el asesinato de un dirigente del Consejo de las Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay) confirma el matonaje y el sicariato de algunos dirigentes de la Asociación de Productores de Coca (Adepcoca), para someter a comunidades de esa región de La Paz.

Te puede interesar  Luis Arce: Bolivia mostró su pujante economía a los países del Mercosur

En una entrevista con los medios estatales, Romero dijo que el asesinato con un disparo del dirigente de La Asunta, Eduardo Apaza, es un hecho doloroso, pero “confirma aquello que se venía denunciando sobre algunos dirigentes de Adepcoca que han recurrido al matonaje, sicariato y violencia para someter a las comunidades en los Yungas”.

ABI

 Síguenos en Facebook

Comenta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también:

Caen dos mujeres por asesinato de Silvia Machado y presumen red de trata y narco

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV),…

Envían a la cárcel a policías que liberaron a reos acusados de asesinato

El fiscal de distrito de Santa Cruz, Mirael Salguero, informó el viernes…

Argentina: Bolivianos traficaban droga oculta en sillas plásticas para niños

Dos ciudadanos bolivianos, una varón y una mujer, fueron detenidos en Argentina…

Quema de droga, resultado de 2 incautaciones

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC)…

Interpol: Mendivil y Suárez, los más buscados de Tarija

Dos personas, una que estafó más de un millón de dólares aprovechando…