Este lunes en la noche, el régimen de Nicolás Maduro liberó a tres presos políticos: Gilber Caro junto a Melvin Farías y Junior Rojas. El chavismo no se limita a pintar las cárceles de Caracas y limpiarlas previa la visita de la Comisionada de las Naciones Unidas de los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

No se descarta que también liberen al diputado Juan Requesens, que lleva casi un año detenido en las celdas de la policía secreta Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) en el Helicoide.

Te puede interesar  La UE amenaza con sanciones a Caracas si no hay "resultados concretos" en Barbados

Tras 53 días de estar privado de libertad sin que las autoridades del régimen dieran información de su paradero ni motivos de su «desaparición forzada», el diputado Gilber Caro finalmente fue liberado y recibido por el Grupo de Boston, integrado por Gerardo Márquez, Francisco Torrealba, Manuel Texeira y Pedro Díaz Blum.

El diputado Gilber Caro, que es miembro del partido Voluntad Popular, dijo que se va a reincorporar a las actividades parlamentarias sin odio ni rencor pese a haber estado enfermo con amibiasis durante su encarcelamiento.

«Yo no me voy a llenar de odio, si tengo que ponerme de rodilla delante de quien sea para evitar el mayor derramamiento de sangre en mi país, lo voy a hacer», declaró a la cadena digital TVVnoticias.

Por otro lado, el Foro Penal Venezolano anunció que anoche también fueron puestos en libertad los presos políticos Melvin Farías y Junior, luego de un año y dos meses tras las rejas del penal militar División General de Contrainteligencia Militar (DGCIM).

Alfredo Romero, director del Foro Penal, dijo que «la libertad total y plena de los presos políticos debe ser exigida de manera inequívoca por la Alta Comisionada de la ONU Michelle Bachelet». La cifra supera los 800 presos políticos.

Te puede interesar  El último invento de Maduro: 'entierros controlados'

La juez Carol Padilla ratificó la detención de Roberto Marrero, jefe del despacho presidencial del presidente encargado, Juan Guaidó, y de Juan Planchart. Ambos detenidos serán pasados a juicio por los cargos de presunta conspiración y traición a la patria. Es la puerta giratoria, dice Romero, unos presos políticos salen mientras otros entran.

Además de liberar a los tres presos políticos, pintar las cárceles y maquillar la ciudad, lo que no ha podido ocultar el régimen de Maduro ante la visita de Bachelet es la falta de servicios como el agua, la electricidad, el gas, la gasolina, e internet, que también afectan a los caraqueños en menor cantidad que en el interior del país.

abc.es

 Síguenos en Facebook

Comenta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también:

El Vaticano analiza dos osarios en busca de restos de dos princesas que no fueran halladas en sus tumbas

El Vaticano empezó este sábado a analizar los restos de dos osarios…

Irán advierte que la investigación sobre el petrolero británico dependerá “de la tripulación”

AFP La investigación que decida el destino del petrolero británico capturado el…

Lufthansa y British Airways suspenden los vuelos a El Cairo por razones de seguridad

La aerolínea británica British Airways y la alemana Lufthansa han anunciado este…

Respuesta de EEUU a la tensión en Ormuz: 500 soldados, el sistema de misiles Patriot y aviones caza F-22

En plena zozobra regional, Estados Unidos acude al rescate de su estrecho…

Coagente de Chile en la demanda por el Silala renuncia a su cargo

De forma sorpresiva, el coagente de Chile, Juan Ignacio Piña, quien formaba…