sábado, junio 12, 2021

Longaric, ¿fuera del país? No responde y culpa a Áñez por nombrar cónsul en Miami a la hermana de Murillo

La canciller en el gobierno transitorio afirma que objetó la designación de Jacqueline Murillo, pero fue “una instrucción muy categórica desde la presidencia”. Fue citada a declarar este martes ante la Fiscalía por el caso Gases lacrimógenos.

185
compartido

Mira también

La canciller del gobierno transitorio de Jeanine Áñez, Karen Longaric, descargó toda la culpa del nombramiento de Jacqueline Mercedes Murillo Prijic como cónsul en Áñez y Arturo Murillo, hermano de la designada y ministro de Gobierno de entonces. Y evitó responder si se encuentra en el país para asistir a la convocatoria de la Fiscalía en calidad de testigo por el caso de sobreprecio en la compra de material antidisturbios.

Un día antes de la Navidad de 2019, Jacqueline Murillo era posesionada como cónsul en Miami (Estados Unidos). El gobierno transitorio indicó que fue por una “cuestión humanitaria” ante las amenazas que recibía la familia de su hermano en Cochabamba por la lucha contra el narcotráfico y después de un “operativo de rescate”; más aún, tras haber sufrido la pérdida de su hotel en el trópico de Cochabamba, por un incendio.

“Yo como canciller de la República recibo sugerencias y también instrucciones para ocupar ciertos cargos, particularmente en el cuerpo consular”, explicó Longaric en contacto telefónico con Bolivia TV, y remarcó que el artículo 172 de la Constitución faculta al Presidente del Estado Plurinacional a “dirigir la política exterior, nombrar funcionarios diplomáticos y consulares de acuerdo a ley. Entonces, la instrucción vino de allá”.

Eso sí, afirmó que objetó la designación, tanto a Áñez como a Murillo. “Obviamente que yo hablé con la presidenta Áñez y con el propio Murillo, diciéndoles que ese nombramiento iba a traer complicaciones porque no era bueno que la hermana de un ministro vaya en el servicio consular o en el servicio diplomático. Pero fue una instrucción muy categórica desde la presidencia, respaldando (el nombramiento de esa persona), obviamente”.

“Todos los nombramientos venían desde la presidencia, hubo muchos nombramientos a los que me opuse, pero finalmente hay instrucciones de la presidenta y en ese sentido se acató obviamente la instrucción de nombrarla a la hermana de Murillo”, insistió la excanciller. “Arturo Murillo dijo en su oportunidad que la presidenta la había nombrado a su hermana por una cuestión humanitaria. No lo dije yo”, complementó la exautoridad.

La designación provocó una avalancha de críticas, sobre todo desde el Movimiento Al Socialismo (MAS), pero fue defendida entonces por Murillo y también por Longaric. “Es una persona capacitada para ejercer el cargo y eso no es nepotismo. Creo que cuando una persona está capacitada para desempeñar un cargo, el tema del parentesco no debería ser un óbice para concretar esa designación”, respondió Longaric en diciembre de 2019.

Ahora, no se sabe si Longaric se encuentra o no en suelo boliviano. Inclusive la periodista de Bolivia TV señaló que se encontraría en Chile. Esa duda se despejará este martes a las 16.00, ya que la excanciller fue citada a declarar en calidad de testigo ante la Fiscalía, en el marco de la investigación por la compra con un sobreprecio de $us 2,3 millones de gases lacrimógenos, estopines y balines de goma en la gestión transitoria de Áñez.

Precisamente por este caso, Murillo fue detenido en Estados Unidos, acusado de lavado de dinero y sobornos, junto a su exjefe de gabinete Sergio Méndez y tres empresarios estadounidenses de la compañía Bravo Tactical Solutions (BTS) que, según las pesquisas de un agente de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional, fue beneficiada por Murillo y Luis Fernando López, exministro de Defensa, para adjudicarse con el negocio.

Las indagaciones en ese país apuntan a que se realizaron transferencias desde el Banco Central de Bolivia (BCB) hasta oficinas del US Bank en Miami, precisamente la ciudad en que la hermana de Murillo cumplía sus funciones como cónsul y donde el exministro fugó tras estar acorralado por las investigaciones de la Fiscalía boliviana en este caso. Ahora, Murillo espera, encarcelado, su audiencia programada para la siguiente semana.

La Razón

PUBLICIDAD

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Te puede interesar

Comentarios

LO MÁS LEIDO DE POLÍTICA

ÚLTIMAS NOTICIAS

Welcome Back!

Login to your account below

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

  • http://stream.zeno.fm/ch073ppfrwzuv
  • radio 10